Icono del sitio Dr. Pablo J. Reyes

Mamas Tuberosas

 

¿Qué es?

Las mamas tuberosas son una anomalía en el desarrollo mamario. Durante la fase de crecimiento mamario puberal,  se produce una limitación de la expansión radial de la mama por lo que ésta lo hace hacia adelante, desarrollandose en forma de tubo y protuyendo a través de la areola.

¿Que mujeres son buenas candidatas para someterse a este tipo de intervención?

Todas las mujeres afectadas por esta malformación son candidatas a la cirugía reconstructiva.

¿En que consiste la Intervención?

El procedimiento de elección es la mamoplastia de aumento por vía areolar. Durante la intervención, de trata quirúrgicamente el tejido mamario, para permitir su expansión y su adecuado acomodamiento sobre la pared torácica, recuperando la morfología estética deseada.

Hospitalización, Anestesia y Duración de la Intervención.

Esta intervención se practica siempre bajo anestesia general, normalmente requiere un día de hopitalización. La cirugía tiene una duración aproximada de dos horas.

Resultados.

La remodelación que llevamos a cabo sobre la mama, consigue normalizar la anatomía mamaria, haciendo que la mujer recupere un pecho bonito, simétrico, bien posicionado y armónico. Al mes se habrá resuelto la práctica totalidad del proceso inflamatorio, no obstante, la evolución global, hasta conseguir la estabilización definitiva, se considera de unos seis meses.

Hospitalización, Anestesia y Duración de la Intervención.

La duración media de la cirugía es de dos horas y media a tres. Esta intervención siempre se realiza en régimen de Anestesia General, y habitualmente requiere una noche de ingreso hospitalario.

Resultados.

El resultado obtenido tras esta intervención cumple con las mejores expectativas de nuestras pacientes permitiendo recuperar un pecho de aspecto más juvenil, mejor posicionado y con una forma más armónica.

Recomendaciones Postquirúrgicas.

Después de una Elevación de Pechos o Mastopexia la paciente deberá llevar un sujetador quirúrgico durante las primeras semanas. Durante la primera semana es posible que la paciente sufra algunas molestias, también es frecuente notar una perdida de sensibilidad en el pezón y la areola, que irá recuperando poco a poco.

En gran medida, el resultado cosmético de la intervención dependerá del aspecto final de las cicatrices. El cuidado de las cicatrices debe ser estricto y de ello dependerá que en unos 6 meses apenas queden marcas de la cirugía.


Solicitanos tu cita




Salir de la versión móvil